En esta publicación tratamos un importante problema de salud: el cáncer de piel. Los dos grandes grupos de cáncer de piel son el melanoma y el cáncer de piel no melanoma, que es muy frecuente. La mitad de la población, a partir de los 60 años, ya puede tener algún cáncer de piel no melanoma, denominado también carcinoma.

El cáncer de piel es el tipo de tumor más frecuente. Se produce por  el crecimiento anormal y descontrolado de células cutáneas que se han alterado por la radiación ultravioleta (UV) procedente de la luz solar o de las camas de bronceado, por eso se suele manifestar con mayor frecuencia en la piel expuesta al sol.

El melanoma es menos frecuente pero mucho más serio. Es un tipo de cáncer al que se puede aplicar un tratamiento eficaz si se detecta y trata a tiempo pero, en caso contrario, el tumor puede ser agresivo, siendo la principal causa de muerte relacionada al cáncer de piel. Cuanto mayor es la persona más riesgo tiene de padecer cáncer, sin embargo, la edad media de pacientes que sufren cáncer de piel se sitúa en unos 50 años.

En ambos tipos de cáncer, tanto el melanoma como el no melanoma, es muy importante la prevención que, además, es efectiva. “La prevención incluye, en primer lugar, evitar los daños como quemaduras solares y largas exposiciones al Sol.

La AECC informa acerca de este tipo de cáncer en el siguiente artículo: https://www.aecc.es/es/todo-sobre-cancer/tipos-cancer/cancer-piel

}

De lunes a viernes
8:30 - 20h

Laboratorio
De lunes a viernes
8:30 - 10h

971 55 90 00

Passeig Ferrocarril, 1

Manacor