Messalut Consultes Mèdiques (Manacor) se ha convertido en unos de los centros médicos de referencia de la sanidad privada de la zona Llevant de Mallorca, cuentan con un amplio cuadro de especialistas que ofrecen la mayor profesionalidad, confianza, calidad y trato humano, el centro además, cuenta con instalaciones modernas y equipos tecnológicos que les permiten ofrecer ese servicio integral.

Messalut Consultes Mèdiques se encuentra en crecimiento constante, ofreciendo nuevos servicios e integrando buenos profesionales. Destacamos el departamento de psicología el cual ha experimentado grandes resultados de la mano de Rocío Fernández Espinosa, psicóloga clínica, terapeuta EMDR (terapia centrada en el trauma), perito judicial en psicología, y terapeuta de parejas y sexual. Formando un equipo integral, recientemente se une al departamento, Mélanie Perpiña del Campo, también psicóloga clínica, especializada en trastornos de la ansiedad y masterada en terapias de última generación, además de ponente de Relajación y control mental: la llave de tu felicidad y redactora de artículos semanales de divulgación en diversos medios de prensa. Aprovechamos la oportunidad para entrevistarlas:

 

¿Por qué decidisteis dedicaros a la Psicología Clínica?

Mélanie: Desde bien pequeña sabía que me dedicaría a ayudar a las personas, y ¿qué mejor formar de hacerlo que siendo terapeuta? La psicología representa una pasión y nunca me canso de descubrir nuevas curiosidades de la mente humana. El trabajo de psicóloga es un constante reto y a la vez satisfacción, ya que mi mayor motivación son los logros de mis pacientes.

Rocío: Coincido plenamente con Melanie, además, una de las terapias psicológicas que actualmente tienen más apoyo científico en cuanto a efectividad de tratamiento y en la que nos basamos es en la Terapia Cognitivo Conductual, es decir, manejo del comportamiento, emociones, sensaciones y pensamientos, centrándonos en el presente y futuro, siempre teniendo en cuenta los factores condicionantes del pasado.

Por otro lado, desde la experiencia en consulta, me di cuenta lo importante que era trabajar el pasado de la persona, desde el punto de vista del trauma. Todas aquellas experiencias que habían impresionado negativamente a mis pacientes en el pasado y que a día de hoy les seguían produciendo malestar recordar tienen que ser trabajadas para que no se repitan las mismas respuestas. Por ello, decidí especializarme en la Terapia EMDR (Desensibilización y Reprocesamiento por Movimientos Oculares), porque me permite hacer un abordaje integral, con más recursos para dar al paciente.

 

¿Cuándo creéis que una persona debería acudir a un psicólogo?

Rocío: Todavía sigue circulando, ligeramente, la idea de tener que presentar un trastorno grave para acudir a nosotras. No es cierto, y, afortunadamente, ese pensamiento ha ido cambiando. Por ello, cada vez más tenemos demandas de todas las edades y para cualquier problemática o grado de gravedad.

Lo más habitual es que acudan cuando ya se ha instaurado el problema y se dan cuenta que les es difícil manejarlo, y producto de ello les empieza a afectar emocionalmente y en sus ámbitos de vida, o bien arrastran un problema o recuerdo del pasado que les continúa afectando. Muchas otras veces, acuden para estar más preparados para enfrentarse a una situación y potenciar capacidades, o simplemente para informarse de la “normalidad” o “no normalidad” de lo que les está ocurriendo. Por ello, nuestra recomendación es no dudar en acudir en cuanto sintamos un malestar que nos afecta en nuestro día a día.

 

¿Por qué situaciones suelen acudir los pacientes?

Mélanie: Los motivos de consulta tienen un abanico muy amplio, ya que hay tantos como personas atendemos. Como comenta mi compañera, algunos acuden a consulta por alguna experiencia negativa que les sigue afectando a día de hoy. Otros, en cambio, tienen problemas de ansiedad, se sienten tristes, desganados, presentan problemas sociales, están pasando por un duelo o tienen dificultades en mantener una relación positiva con su pareja o con un familiar. En resumen, nuestros pacientes acuden porque presentan algún tipo de malestar que les gustaría mejorar.

 

¿Qué consejo podríais darle a una persona que no se atreve a ir al psicólogo?

Rocío: Nunca es tarde para hacer un cambio más positivo. Priorizamos el trato humano, cercano, confidencial y de calidad. Les animamos a que prueben una sesión informativa gratuita con nosotras, o bien se animen a pedir una primera sesión donde podrán valorar si quieren empezar su camino con nosotras. No existe ningún tipo de compromiso. Creemos que los más importante es que el paciente se sienta a gusto, y que se pueda crear un vínculo positivo con la terapeuta.

 

¿Cómo sucede una primera consulta, qué soléis preguntar?

Mélanie: En primer lugar, intentamos poner al paciente a gusto para que se sienta cómodo y libre de expresión. Cuando se ha creado un ambiente cálido, preguntamos por el motivo de que le ha llevado a consulta. En función de la problemática presentada, hacemos preguntas sencillas con el fin de entenderla mejor. La primera sesión consiste en conocer la problemática y marcar unas líneas de intervención basadas en los objetivos que hayamos marcado.

Paciente y psicóloga, a lo largo de todo el proceso terapéutico, llevan a cabo un trabajo de equipo en que el paciente explica sus pensamientos, emociones y comportamientos, mientras que la psicóloga le facilita las herramientas que mejor le pueden ir y, a su turno, el paciente intenta aplicarlas o llevarlas a cabo.

 

¿Compartís los casos o los lleváis por separado?

Rocío: En sesión, cada una trabaja con el paciente asignado. Creemos en el trabajo en equipo y en que cada una puede aportar conocimientos y habilidades diferentes e interesantes que beneficiarán al paciente. Por eso, realizamos reuniones de forma periódica para compartir casos y reflexionar sobre el mejor abordaje.

Por otra parte, en aquellos casos en que consideramos que el paciente requiere de un abordaje más integral, trabajamos las dos de forma interna. Por ejemplo, algunas problemáticas pueden necesitar de  una terapia tanto cognitivo-conductual como EMDR, y en esos casos trabajamos conjuntamente. Además, también disponemos de un co-terapeuta con el que realizamos diversas dinámicas en sesión con el fin que el paciente pueda entrenar ciertas habilidades, como las comunicativas con personas del sexo opuesto o aprender a hacer amistades.

 

¿Tenéis algún proyecto en mente?

Mélanie: Estamos trabajando en un programa de asesoramiento nutricional con apoyo psicológico. Decidimos llevarlo a cabo al observar la falta de adherencia que presentan en general aquellas personas que intentan seguir un plan nutricional. Es más, la idea parte del vínculo existente entre nuestro estado emocional y el estado de nuestro intestino, que se ve notablemente influenciado por la alimentación. Por otra parte, en este programa también se trabajan temas como la insatisfacción con nosotros mismos, que suele estar muy presente cuando empezamos una dieta.

Por eso, la gestión de las emociones es un factor determinante a la hora de seguir y cumplir un plan nutricional, involucrando la auto-aceptación, la adherencia al plan nutricional, la motivación, las creencias de autoeficacia y los estímulos interferentes como un bajo estado de ánimo.

Este programa está disponible a partir de ya en Messalut Integral Consultes Mèdiques, donde proporcionamos el servicio integral de psicología y nutrición, trabajando conjuntamente para aumentar así la probabilidad de éxito para alcanzar los objetivos de cada uno.

 

 

}

De lunes a viernes
8:30 - 20h

Laboratorio
De lunes a viernes
8:30 - 10h

971 55 90 00

Passeig Ferrocarril, 1

Manacor